Noticias

1445623004_054856_1446487139_noticia_normal

LEER LIBROS PUEDE CURAR ENFERMEDADES

La ciencia avanza y nos revela que una de las actividades que más enriquecen puede curar enfermedades
La ciencia avanza y nos revela que una de las actividades que más nos enriquecen como puede ser leer, es capaz de curar enfermedades. Leer no tiene contraindicaciones, es tan bueno que nuestro cerebro lo nota… y no es una metáfora. Estas son algunas de las ventajas de leer.

Favorece la concentración

Está demostrado, que una persona que lee desarrolla más las neuronas que una que no lo hace. Hay más sinapsis activas en el cerebro de las personas lectoras.

Reduce el estrés

El estrés es un factor de riesgo para las enfermedades. No hay nada más relajante que llegar a casa, recostarnos en el sofá o irnos a la cama junto a un buen libro. Leer nos ayuda a liberar tensiones, a relativizar problemas, a desconectar, pero es que además, el cuerpo asocia la lectura con el sueño. Así que si eres de los que te cuesta irte a la cama, hazlo acompañado de un buen libro.

Evita el riesgo de enfermedades cerebrales

El hábito de leer puede aumentar la firmeza del tejido cerebral. Al leer, el cerebro se estimula y dicha estimulación, si es efectuada de manera regular, puede ayudar a prevenir enfermedades cerebrales como, por ejemplo, el mal de Alzheimer. Asimismo existen investigaciones que han demostrado que el leer libros o revistas, hacer crucigramas, sudokus, etc. Retrasa y previene la pérdida de la memoria.

Te hace sentir bien

Un estudio de la Universidad de Búfalo (EEUU) se centró en observar cómo aumentaba el sentido de pertenencia a un grupo de las personas tras leer la saga deHarry Poter y la de Crepúsculo. Los sujetos del estudio sentían que formaban parte de la comunidad protagonista del libro. El estudio concluía que “leer satisface una profunda necesidad psicológica”, por lo que nos hace sentir mejor.

Y para empezar tu hábito nos permitimos hacerte una recomendación, La ladrona de libros. “En un pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía cuentos para escapar del horror de la guerra. Al cabo de un tiempo, la niña se convirtió en una ladrona de libros que regalaba palabras. Con estas se escribió una historia hermosa y cruel que vas querer conocer”.

Fuente: QueLeer.com.ve